lunes, 26 de junio de 2017

Presentación del libro LA ABEJA LIBANDO SAL de Reinaldo Cedeño



Lidia Margarita Martínez Bofill  

Estimados amigos: presentar e intentar valorar un libro de poemas sin ser poeta es un reto singular, que acepté por dos razones obvias: el cariño y admiración que siento por el autor y el marco que provee el Instituto Cubano de Ciencias Culturales de la Diáspora, alrededor del cual nos nucleamos personas que añoramos un espacio donde intercambiar ideas y conocimientos sobre temas que movieron nuestras vidas desde siempre.


El libro de Reinaldo Cedeño que hoy sometemos a la consideración de este selecto público es una joya, desde su cuidada edición y cubierta atractiva. El contenido que nos regala el poeta se mueve entre cuerdas que van desde una nostalgia estremecedora, un arraigo medular de lo que ha sido su entorno, hasta  eventos y figuras de la cotidianidad. Lo integran 42 poemas que se distribuyen bajo los epígrafes Monólogo del ebrioDanza de los inocentes, y a modo de epílogo, los versos octosílabos que dan nombre al libro, La abeja libando sal.


Monólogo del ebrio nos conduce desde su humilde infancia, en “1968” hasta “La pedrada”, donde con una economía extraordinaria de recursos literarios, nos indica cuán difícil fue para él la muerte de su madre:


“Cuando se fue mi madre/ supe que no tener ni donde caerse muerto/ no era una metáfora”.


En medio de estos versos de gran emotividad, hace un derroche de  sarcasmo en “Moneda nacional”, mientras que en  “¿Quiénes son ellos?” y “Lección de geografía”, la asíndeton  se apodera del poeta confiriendo una fuerza extraordinaria a la narración, mayor dinamismo y sensación de movimiento.



(Al centro la profesora Lidia Margarita, custodiada por la trovadora Gladys del Monte y la escritora María Eugenia Caseiro)


En Danza de los inocentes, que consta de 23 poemas  ―el anterior posee 18― el lenguaje es más coloquial, hay más intimismo en estos versos que en ocasiones se titulan con nombres propios, como “Silvina”, “María Magdalena”, “Walter” o “Gloria y Caridad”. O con personajes de películas cubanas estelares, como el David de Fresa y Chocolate. A este epígrafe pertenece “Desexilios”, en mi opinión, uno de los más angustiantes  y hermosos   poemas del libro, dice el poeta:


“Me he ido a vomitar al borde de los orinales, al borde de los aeropuertos, al borde de los libros autografiados,  al borde de las estrellas de mar, al borde de mi sabana. Y me he quedado esperándoles, embobecido esperándoles…”


Es un excelente ejemplo de anáfora, ya que el empleo de ese recurso estilístico refuerza la expresión detonante: al borde de… que en un lenguaje no literal resulta sinónimo de abandono, de soledad, de marginalidad, de lejanía, del sufrimiento de los  que, alguna  vez, hemos  visto partir a un ser querido. 


El título del libro, que me atrapó desde la primera vez, es una paradoja, pues plantea una situación que infringe el sentido común. Cuando  nos adentramos en el poema, que duele en lo más profundo del corazón, comprendemos por qué emplea este recurso literario. “La abeja libando sal” es una desgarradura que nos deja exhaustos. Escuchemos a este inquieto juglar: 


Voy muriendo de un abrazo
que no alcanzó la otra orilla
soy como un clown
sin mejilla
que va dejando el pedazo
la descarga de un sablazo
el labio contra el metal
la caída sideral
la campana
sin tañido
la plegaria
sin oído
la abeja libando sal.


Voy a encontrar el incierto
camino para volver
voy como el maná
a caer
seré lluvia en el desierto
voy levantando ese muerto
que no dobló la cerviz
quién me talo la raíz
dónde
está el camino a casa
cómo
fundirme en la brasa
cómo
encontrar mi país.


Los dejo con estos emotivos versos, con la seguridad que ya se han acercado al poeta y a su poesía.



Sobre el autor:  Reinaldo Cedeño tiene 49 años de edad y vive en Santiago de Cuba. Es poeta, periodista, narrador, cronista  y promotor cultural. Ha recibido numerosos premios en concursos nacionales de poesía en su país natal, tales como el Hermanos Loynaz en 2011 y el Premio Regino Pedroso en 2014.


El libro que presentamos hoy obtuvo mención en el Concurso Nacional de Poesía “Paco Mir”, en la Isla de la Juventud.  Ha ganado en cuatro ocasiones el Concurso Nacional de Crónicas Miguel Ángel de la Torre, así como el premio del Concurso Latinoamericano de Crónicas (Nodal Cultura), en Argentina, 2016, y el Premio Nacional de Periodismo Cultural en 2 ocasiones, así como el Premio Cubadisco también en dos ocasiones.


Es creador del Concurso Caridad Pineda in Memoriam de promoción de la lectura y redactor de la página web La isla y la espina.


(MIAMI. Estados Unidos. 23 de junio de 2017)


lunes, 22 de mayo de 2017

POETA INVITADA: Gertrudis Labaceno Sánchez





PREDICCIÓN

Me crees de chocolate
tu árbol
con los frutos en el tronco
guajiro fiel
arrancas, cada mazorca
como si el Toa
trajera el son .
Me crees de chocolate
para saborearme
caliente
cremosa
gorjear como niño
en valle de inocencia
por creerme de chocolate.

(Esta letra fue llevada a ritmo de son)




PAISAJE

A mi espalda, el sol derrama el río
ante mis ojos el mar corroe azules,
la luna es bufanda, con la noche  que alumbra
un trozo de horizonte
cuando lenguas de piedras preguntan por el Burén.
La ciudad casi blanca
bramante entre palmas quietas
cocoteros dialogan con hombres de ultratumba
un viejo pescador
caza cangrejos, con el bambú
que guarda sus requiebros,
si salgo de tus barrotes
_ donde te encuentro ciudad_
_ donde te encuentro ciudad _.

(Esta letra fue llevada a canción)

CANCIÓN DE ESTE MONTE

Cacao, cacao, cacao
el color de mis ojos
de mi sonrisa
de mi piel
semilla envuelta en pulpa blanca
que el guajiro, bajo el pun pun del pilón
lo hace, el néctar
de los dioses
y el pintor
en el vientre de la Baracoesa
lo enraizó.
Cacao , Chorote , chocolate
nace donde el verde verde
preña la lluvia
y el cristal del río ruboriza
cacao, cacao, cacao
canción de este monte .


CASI BOMBÍN

Estoy frente al mar
es leve su oleaje
el agua es más azul
pero mis ojos son tristes
hablo con las paredes desmoronadas
y el agua de lluvia que se escurre de mi cama
hablo a media voz
casi en susurro
el viento descifra mis inacabados pensamientos,
ayer , era un hombre de luz
con páginas tan abiertas
que el viento era inapreciable,
mi gato bigotudo, me dice Bombín desde lejos
sin que pueda estrechar su abrazo
y hago fantasía de loco
que juega con la luna llena
_- será , que podre volver a quitarle una sonrisa al sol
Con mi traje de casi Bombín _
Creí  que sembrar en el viento era utopía
Porque estoy tallado con un Yo no soy
Yo no estoy
Yo no seré
Yo no volveré
Sembré en el viento
Todo todo     todo
el pacto que hice con dios
de ser el torcedor del día.
Pero soy Odiseo con dos monedas de oro
Puesta en los ojos
sobre una pira con llamas  tan altas
que no queda ni cenizas de mi cuerpo
la sembré en el viento
y se la llevo
a sepultarla
en la ciudad de Pompeya.


(Este poema y el que viene a continuación, están dedicadso al payaso Bombín, que encarna le actor Yendrys Muguercia Azahares letra)


NO TE VAYAS, PAPÁ

No te vayas papá
Tengo una, dos, tres, cuatro canciones.
No te vayas papá
Tengo uno ,dos , tres, cuatro caramelos
la luna esta fría
la calle tiene espina maligna
las piedras están rojas de tanto fuego
en la esquina tengo un oso peluche
gigante que asusta.
No te vayas papá
Tengo una historia que contarte
Una canción, una flor de ciruela
tengo los dedos de miel y un jugo de din don din don
No te vayas papá
Cuando vuelvas, mamá estará dormida
Entonces
Tendré, una estrella y un bizcocho de chocolate
con trinos de colibrí
Para que mañana ,
 mañana,
No te vayas papá
Quiero jugar a que soy un gato bigotudo
Y tu el payaso Bombín.




SOY
      
Soy  una barca
en las aguas del río, donde hace tiempo
hace tiempo no cae lluvia
donde los hombres no pescan
y los árboles de su orilla
sin ser otoño perdieran las hojas .
Soy ciega andante
que ama el olor a junio
o cualquier otro mes del año
donde aparezca un trino,
amo el olor de tu voz
y la lluvia que pudiera beber
en tu cuerpo.
Soy, tu amante
En el agua del río donde Ochún  descansa
en las malas palabras de los hombres
y la tarde furibunda
donde la novia no sube al altar
y el por primera vez llora.

(Esta letra fue llevada a ritmo de bolero)



De la Autora   / GERTRUDIS LABACENO SÁNCHEZ  (Baracoa , 17 de Marzo l960)

Poeta y compositora. Licenciada en Educación (Especialidad Geografía) desde 1983. Miembro del Taller Literario José de la Luz León Rogger desde l978. Desde  esa fecha ha mantenido participación ininterrumpida en la labor creadora literaria.
Se le dedicó la 37. Semana de la Cultura de Baracoa por su más de 30 años de vida artística. Ha sido invitada consecutivamente al Encentro Internacional de Poetas El Caribe y El Mundo “Jesús Cos Causse”  en el Festival del Caribe de Santiago de Cuba.
Miembro de la Unión de Historiadores de Cuba (UNHIC), la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC) y la Asociación Cuvana de Creadores Musicales (ACDAM) Miembro del III Contingente Internacionalista del Destacamento Pedagógico Ernesto Guevara de la Serna.
Suma publicaciones en la Revista Maguana, Y a Veces Paso Hilvanándome la Fe (antología), Baracoa  la de  siempre (antología poética. Sociedad de Amistad Baracoa/San Agustín. Estados Unidos)



OTROS NARRADORES y POETAS INVITADOS

J. R. Fragela
Luis Yussef
---Racso Morejón
--Alexei Amarán Bogachov
---María Antonia Castro
---León Estrada (Cuba)
--Ana Bárbara Sagué Canmps (Cuba)
---Elmys García Rodríguez (Cuba)
---Odette Alonso (Cuba-México)
---Rogelio Ramos Domínguez (Cuba)
--Javier L. Mora (CUBA, Premio David 2012)
--Carose Dradeu Linares (El Salvador)
---Demián Rabilero del Castillo (CUBA)
---Federico Gabriel Rudolph (Argentina)
---Leandro Báez Blanco (Cuba)
---Juanita Pochet Cala (Cuba /Argentina)
---Gabriel Soler Oriz (Cuba)
---Yoricel Andino Castillo
---Miguel Cándido Francisco Reynaldo
--Amparo Parra Cuello (Cuba / España)
--Yasser Alberto Cortina Martínez  (Cuba / Chile)
---Daniel Lienz Fariñas (Cuba)
---Darío Cisneros

domingo, 21 de mayo de 2017

EL ARTE NO TIENE DISCAPACIDAD



Reinaldo Cedeño Pineda

En la sala de mi casa siempre hubo un espejo. Como premio al visitante le devolvía su propia imagen. Hay personas que son como espejos, en sus vidas uno debería mirarse.

   Hace algún tiempo asistí a una gala de la Asociación de Limitados Físicos Motores (ACLIFIM). En mi vida como periodista ha sido una de las acciones que más me ha impresionado. Vuelvo a ella , una y otra vez, cuando me faltan fuerzas.

   Recuerdo una pareja de baile formada por una dama a la que le faltaba un brazo y un caballero al que le faltaba una pierna; pero eso no mermaba su alegría un ápice. Cuando bailaban el aire se estremecìa, en ello les iba la vida.

   He visto actores, cantantes , deportistas, profesionales, gente en sillas de ruedas que no se rinden. A unos, la vida los trajo diferente; a otros, un accidente los puso a prueba. Tampoco se me olvida  aquella velada con Frank Emilio Flynn, el as del teclado, aun cuando le  faltaba la visión . Son ejemplos que quieren abarcar a muchos.

  No podré dejar de mencionar a Lucía Dalis Mustelier Ramos, locutora  y directora de programas de Radio Siboney. Pese a la enorme desviació de su columna , a sus brazos pequeños. Era una artista de excelencia. Era una brizna de hierba, un soplo apenas; pero volvía gigante lo que tocaba.


EL GIGANTE DE LAS TABLAS

   Quiero detenerme en Kennys Lindsay Reyes, a quien todos conocen como “El gigante de las tablas”.  Mide solo 1,33 y me ha confesado que… unos pocos centímetros pueden hacer  La diferencia. Puedes verlo como un maestro,  reparando una computadora o disfrutarlo vestido de payaso, haciendo las delicias de los niños en la Companía Variedades Santiago, o fuera de ella. 




Él tiene mil proyectos en su cabeza.

   La Casa de Extensión Cultural Aurora Ochoa Romaguera en Cayo Granma (otrora Cayo Smith), en la misma bahía de Santiago de Cuba, cuenta con este pequeño gigante entre sus animadores más fervientes.

   Él cree y te hace creer.  Él  te levanta.  Merecería una oda su valentía, su andar sin complejos, su amistad, su talento. Porque en la vida, no importan tanto los molinos de viento, sino la cabalgadura.

El Arte no tiene discapacidad.

(Sección “Pensar la Cultura”. Radio Rebelde, Martes. Revista cultural ASÍ)  

jueves, 18 de mayo de 2017

HOMOSEXUALIDAD: Respeto social, apariencias y autoaceptación




POR El Estudiante de la sexualidad


El camino de la infelicidad o la de la felicidad suele estar relacionado con la manera en que se vive la sexualidad. Hasta que la humanidad no desarrolle relaciones amorosas saludables, no alcanzara la paz. Este escrito es contra los prejuicios y tabúes mentales que existen en la sociedad humana, que son los  que le cortan las alas a los sentimientos.


¡Reconózcalo!, existen personas homo en su orientación  amorosa y sexual. ¡No les cause dolor!


 No eligieron ser así, ni tuvieron la posibilidad de preferir como ser: es la orientación sexual y amorosa que les tocó tener. Así está estructurada su sexualidad. Tal es la energía que vertebra todo su ser y abarca todas sus dimensiones como seres humanos y como personas. Es algo que por mucho esfuerzo propio que hagan o mucha fuerza de voluntad que empeñen para cambiarlo, no lograrían otra cosa que, mutilarse o dañarse en lo más profundo de sus sentimientos y afectos, desgarrándose a sí mismos.

Existe en los seres humanos diversidad y variedad de orientación sexual. El amor puede generarse o surgir entre dos personas, sin importar su sexo biológico. Ahora bien, hay que entender que una cosa es el amor, y otra muy distinta son las cochinadas, las bestialidades a las que pueden llegar muchos, tanto homo como heterosexuales, en su desenfrenada y egoísta búsqueda de placer (individual). 

Tal vez algún familiar suyo, o usted mismo, tenga sentimientos amorosos, sienta atracción o le guste alguien de su mismo sexo. Tal vez se enamore. No vea esto como una condena, sino como un don particular del amor dado al ser humano.

El amor y las pasiones humanas se orientan según gran variedad de vocaciones asignadas divina y naturalmente.

Primeramente conózcase usted mismo, según lo que realmente ama y lo que verdaderamente le gusta y, asúmase tal y como es. Consecuentemente, respete y valore positivamente también la manera de sentir y amar de los demás, lo que realmente aman y lo que verdaderamente les gusta.

Para que pueda ser feliz, evite causar daños a otros. No les haga sentir menos hiriéndoles en su dignidad personal. Trate de no rechazar ni menospreciar a nadie por su orientación sexual. No les juzgue ni les condene. Póngase en su lugar, piense que quizás usted o algún familiar cercano pudieran desarrollar una orientación sexual similar.  

No les haga sentir culpa o pesar por ser de la manera que les tocó ser. Ayúdeles a sentirse orgullosos de sí mismos, a disfrutar a plenitud de la vida, como son; pero sin promiscuidad y de la forma más limpia y sana posible. Ayúdeles a vivir una vida significativa, donde logren la autoaceptación, la autosatisfacción y la felicidad. Recuerde que el rechazo social y familiar hacia los y las homosexuales, les hace sufrir muchísimo, les puede llevar a la depresión e incluso al suicidio. Evite herir a un ser humano. Mucho menos a tal extremo.

No sea parte de este círculo de violencia contra los homosexuales. La ley de la vida le puede poner a usted o a algún familiar suyo en una situación semejante.

Es cierto, existen homosexuales promiscuos que buscan equivocadamente mucho sexo y poco o nada de amor, como también hay heterosexuales con esta actitud que ensucia tanto el alma humana y la aleja de su felicidad. De lo que se trata es del amor que se pueda ser capaz de expresar, y de todo el bien que se sea capaz de hacer. Amar y hacer el bien a los demás, es lo que verdaderamente les traerá la felicidad.

No importa tanto del sexo, ni con quien se haga,  ni la orientación de la sexual que se tenga: lo que importa es que se sea capaz de amar más allá de sexo u orientación sexual. Lo importante es que prime el amor por encima de todo lo demás, que al hacer uso de su sexualidad comuniquen más amor que sexo.

Es necesario que la comunidad L.G.B.T.se oriente a comunicar y transmitir valores que sirvan para el ennoblecimiento humano. Esto les hará ganar prestigio respeto y aceptación social. “Solo el amor engendre la maravilla”,  según la frase martiana. Que reine soberano el amor, en toda unión íntima entre dos personas, acompañado  siempre del respeto mutuo de sus cuerpos y de todo su ser entero. Que se acompañe el amor, también de compromiso, fidelidad y responsabilidad para con el bienestar de todos los seres humanos.




Las apariencias…

 Es  cierto, existen homosexuales excéntricos, al extremo de verse risibles y hasta un poco ridículos, histriónicos, difíciles de tratar…  paciencia, esto se debe a que su alma, quizás,  esté muy dañada o herida de tanto rechazo o menosprecio y esté buscando reconocimiento y aceptación a toda costa, haciéndose notar de alguna forma. Un poco de paciencia y comprensión será una vía para encontrar la solución.

La mirada ciega de la sociedad se dirige hacia los más “afeminados”,  criticándolos muchas veces de debiluchos, llegando a justificar el rechazo y el maltrato en su contra. Pero este no es el caso de todos, porque existen homosexuales, muy  varoniles y viriles, que hacen gala de su masculinidad y hombría,  no sintiéndose débiles ante nadie. Tienen la prepotencia y el orgullo de ser varones. No dan a conocer  su verdadera orientación amorosa socialmente, debido a la atmósfera de miedos, prejuicios y tabúes mentales creados a causa de la ignorancia social sobre las relaciones amorosas. Esta es la causa de mucha desdicha humana y de que con frecuencia se repriman los sentimientos interiores. Lleva a muchos a fingir como heterosexuales, tremendos mujeriegos; incluso se casan y tienen hijos, con el único fin de ocultar su homosexualidad, o “taparse”, como se suele decir popularmente.

Sin embargo, estos casos no llegan a disfrutar de lo que les gustaría hacer verdaderamente. O se ven en la necesidad de tener una relación con otro hombre a escondidas. No se ven como homosexuales socialmente, aunque lo sean.  Se pueden mostrar muy agresivos y hasta violentos para reivindicar su masculinidad o su imagen de macho dominante. Recurren con frecuencia a la violencia física. Hay  casos en los que han matado a puñaladas con quien han tenido sexo, culpan a la víctima por su orientación, temen autoreconocerce y aceptar su orientación sexual. Tal es la profundidad de su auto negación.

Necesitan urgentemente ser tratados por un psicólogo de la salud mental, debido a la gran presión de conflictos internos y a las desastrosas consecuencias de llevar una vida reprimida. Muchos son tremendos machos, fuertes, musculosos, varoniles, bien aceptados socialmente por una sociedad llena de hipocresías y apariencias; a pesar de  ser tan infelices, violentos y peligrosos.

Hasta tanto la sociedad no sea capaz de amar y aceptar a todos sin máscaras,  será una sociedad enferma, violenta e infeliz.

También sucede parecido con las lesbianas. Son más visibles más aquellas donde una tiene “apariencia hombruna”, y la otra es más femenina. Nadie se percata que existe un gran número donde ambas son muy femeninas y no existe masculinización alguna. Pero las apariencias engañan y confunden una vez más a la sociedad, llena de tabúes mentales que no le permiten ver más allá.




Caminos

Si eres creyente o tienes alguna creencia en Dios, quiero que sepas que quien escribe estas palabras también te aconseja como creyente y conocedor de los libros sagrados. El principal y primer principio dado en la Biblia es: “Ama al Señor Tu Dios con toda tu alma y tu ser, y consecuentemente ama a tu prójimo como a ti mismo”.

El Dios Verdadero es fuente de amor, vida y felicidad. No rechaza a nadie, ni impone cargas de mandatos y exigencias que sean incapaces de cumplir, o que por su condición les sean imposibles de alcanzar. El, Sabio y Bendito conoce hasta donde cada cual puede llegar en EL CAMINO. Les pide esfuerzo en la obediencia de la fe,  entrega y dedicación, pero sabe que nadie puede dar de sí lo que no ha recibido, ya que no lo tiene. Por lo que tampoco nadie debe sentirse frustrado en querer cambiarse o transformarse en lo que no es. Esto sería tratar de servir a un imposible. Son cargas de exigencias que imponen más las religiones que el mismo Dios.

Camino equivocado también es  pretender alcanzar  algún favor o alguna aprobación, buscando dar de sí lo que no tiene ni es, por mucho que se lo quiera o se lo finja ser. Sé que Dios ama a las personas tal y como son. Él es el único capaz de conocer y comprender plenamente a cada persona en lo más profundo de su ser,  incluso más que lo que somos capaces de conocernos y comprendernos. Por tanto, solo Él es capaz de amar y  transformar a un ser humano y hacerle capaz de alcanzar la estatura del perfecto hombre. En la forma y el tiempo no conocido por nosotros.

Evitemos la hipocresía religiosa, la que tanto rechazó Jesús mismo, porque condenaba más al pecador que al propio pecado. Dejemos a la gente ser real y auténtica. Que se sientan capaces de amar a Dios con sinceridad, no queriendo ser lo que no son; entregando todo de sí, pero tal cual  son; sin máscaras, sin fingir sentimientos o conductas. Que sean capaces de dar hasta donde puedan dar y de entregarse a obedecer gozosamente según la estatura del don recibido.

Es justo que la persona desee consagrarse totalmente a buscar alcanzar la perfección  hasta donde sea capaz, a pedirla al Ser perfecto constantemente, y realizar su mejor esfuerzo en ello. Pero no es justo que se entristezca, caiga en depresión y se frustre por pretender un perfeccionismo que le prive cruelmente de la necesidad de la misericordia y el perdón para los errores humanos.

No es Justo que se rompan las buenas relaciones familiares, de amistad y fraternidad, por  estar condicionadas a demandas o exigencias que sean imposibles de cumplir y no contar con requisitos o  no tener los recursos para alcanzar algo tan alto para un simple y débil ser humano.

 No es bueno que se pierdan las esperanzas de lograr hermandad y fraternidad entre los seres humanos debido a un perfeccionismo que excluye y margina a las personas por ser diferentes en su preferencia amorosa, sin importar que tengan y aporten también valores  que enriquezcan las relaciones interpersonales.  

Es mucho mejor buscar  el buen desarrollo de las relaciones humanas, que cada cual se sienta feliz y agradecido con lo que le tocó tener y con lo que le tocó ser  y con todo lo bueno que se sea capaz de hacer con ello. Que busque hacer  todo el bien que pueda hacer. 

Lograr comunicar el amor y hacer el bien con los recursos que se tienen y con lo que se es en realidad. Ser capaz de darse hasta la entrega total de sí mismo, pero tal cual como es y siente, sin fingir ser lo que no es, o negar ser lo que es. Este es la verdadera senda que le conducirá a la felicidad.  





La hermosura del amor está en todas partes

Espero que este escrito le sirva para reflexionar y ampliar su comprensión sobre este tema de tanto interés y debate social. Y si usted es gay no se sienta culpable ni avergonzado de usted mismo, no trate de ser lo que no es, no se rechace, acéptese, ámese, trate de comprender, amar y perdonar a aquellos que no comprenden su orientación amorosa, sexual y erótica.

 Si usted tiene un hijo o una hija, o algún familiar con una orientación sexual o amorosa homo, acójalo tal cual es, ámelo como familia que es suya, no le haga sentir inferior, valórelo en toda su grandeza como persona. Por favor no vea esto como una desdicha o una vergüenza familiar o personal.

Si es su familiar no deje de protegerlo, defenderlo y apoyarlo. Si es su hijo(a), sea un buen padre o una buena madre acoja a su hijo(a), ámelo como es, valore positivamente los sentimientos amorosos de su hijo. Edúquelo para amar a quien escoja amar. Enseñe y eduque a su hijo para que pueda escoger incluso una persona que le ame. Enséñele a cuidarse de quien le ofenda o le maltrate, a encontrar amistades positivas y  personas  con quien pueda relacionarse  sanamente.

Enséñele a lograr  ser feliz y conservar la felicidad en la familia de ver a su hijo(a) feliz. No pretenda cambiar forzosamente lo que es, por lo que no es, porque estaría usted  en un grave error, causando un gran daño a otra persona o a usted mismo, lesionando lo más íntimo de un ser humano, sus sentimientos.

No pretenda forzar a otro a sentir de una manera que no se siente. Y como dice la sentencia popular: en el amor, lo que no nace no crece. Por eso he aquí mi consejo: no fuerce a nadie, ni a usted mismo, a sentir de la manera que no siente, porque ese es el camino a la infelicidad personal, familiar y social.

Deje que los sentimientos en la orientación amorosa, broten libre y espontáneamente y trate de ver la hermosura del amor por doquier (todas partes).  Solo así podrá usted  alcanzar la paz en su mente y su corazón, también en su ambiente familiar y social.

Logre ser capaz de acoger, respetar y amar a todas las personas y será feliz.